asafes
euskeracastellano
Síguenos en Facebook

¿Sabías que...

…un 25% de la población mundial sufrirá alguna enfermedad mental a lo largo de su vida?

…en Álava unas 3.000 personas pueden padecer esquizofrenia?

…el consumo de Cannabis triplica las probabilidades de desarrollar algún tipo de psicosis?

…la depresión es una enfermedad mental que afecta más a las mujeres?

…según la Organización Mundial de la Salud en el año 2020 la depresión será la segunda causa de discapacidad?

…al haber disminuido en los últimos años los fallecimientos por accidente de tráfico, actualmente el suicidio es la primera causa de muerte en la población joven?

…solo 2 de cada 5 personas piden ayuda cuando se encuentran mal por problemas mentales?

…la mayor parte de la población, un 80%, tiene un escaso conocimiento de la enfermedad mental?

…mucha de la información que aparece en los medios de comunicación sobre las enfermedades mentales es incorrecta?

…entre un 70% y un 80% de las personas con enfermedad mental grave están en situación de desempleo?

…las personas con enfermedad mental tienen más riesgo de suicidio?

…los casos de esquizofrenia son 20 veces más frecuentes que los de esclerosis múltiple?

…más del 50% de las personas con esquizofrenia se sienten rechazados debido a su enfermedad?

…la gran mayoría de las enfermedades mentales pueden ser tratadas y mejoradas (al menos aliviadas) por técnicas y tratamientos llevados a cabo por profesionales


Falsos mitos

Existen muchos mitos, confusiones e información errónea acerca de la enfermedad mental. Esta IGNORANCIA hace que se cree un PREJUICIO hacia lo que es “diferente”, hacia lo que no podemos “encajar” en nuestro modo de pensar, hacia muchas personas con enfermedad mental.
Este prejuicio, generalmente negativo, es lo que llamamos ESTIGMA o MALA PRENSA, que, a su vez, conlleva a una DISCRIMINACIÓN de estas personas.  

RESPUESTAS A LAS CREENCIAS FALSAS:

- Las personas con Enfermedad Mental son más susceptibles de abusos y engaños que de ser agresivos.

- La enfermedad mental NO equivale a retraso mental. El concepto “mental” es muy amplio y a veces da lugar a errores. El retraso mental es sólo un tipo de los muchos que hay de enfermedad mental.

- El ingreso hospitalario es un modo transitorio de tratar algunas situaciones clínicas de EM. Las personas con enfermedad mental NO tienen porqué estar internados de por vida.

- La esquizofrenia NO es fruto de la baja escolarización, un trauma infantil, malos padres…Las enfermedades mentales son producto de la interacción de factores biológicos, psicológicos y sociales. Los estudios científicos muestran que los factores genéticos y biológicos están estrechamente asociados y, a su vez, modulados por factores de desarrollo (crianza, medio social, interacción humana….).

- Las enfermedades mentales pueden afectar a cualquier tipo de persona sin diferencias entre: género, raza, nivel intelectual, nivel social…en contra de la creencia general que es que afectan a personas con carácter débil.

- Las enfermedades mentales no se curan solas. Requieren de ayuda profesional: médico de cabecera, psiquiatra, psicólogo...

- La enfermedad mental no es mortal, no es contagiosa, y no se tiene por qué heredar.


Definición del algunas enfermedades mentales


ESQUIZOFRENIA:


QUÉ ES:

Es una enfermedad mental grave y crónica que afecta al desarrollo psicológico. Dentro de la esquizofrenia existen diferentes tipos.

Esta enfermedad puede llegar a afectar al 1% de la población, y su edad de aparición más frecuente se sitúa entre los 16 y 25 años de edad.

Se caracteriza porque la persona pierde en determinados momentos el contacto con la realidad: puede sufrir alucinaciones y delirios y sufre un empobrecimiento general de su actividad psíquica y social. La gravedad de esta enfermedad radica en que la persona va a tener dificultades para funcionar adecuadamente en varias áreas de su vida (laboral, social, familiar, económica, etc…). Esto produce un gran nivel de sufrimiento y desconcierto en la persona afectada y en la familia.

SÍNTOMAS:
Síntomas positivos: síntomas o conductas que antes de la enfermedad la persona no presentaba.
• Alucinaciones: engaños de los sentidos, percepciones a través de éstos sin estímulos externos (ejemplo: oír voces que no existen y nadie más puede oír).
• Delirios: se trata de una convicción falsa que la persona percibe como real (ejemplo: se siente perseguido, cree ser el elegido de Dios)
• Pensamiento alterado: pensamiento extraño, raro, sin lógica (ejemplo: sensación de que los demás pueden escuchar sus pensamientos o incluso robárselos, salta de un tema a otro, etc…)

Síntomas negativos: disminución de funciones y conductas que antes de la enfermedad la persona realizaba
• Apatía: falta de interés, pérdida de motivación.
• Pérdida de iniciativa o espontaneidad.
• Pérdida de la capacidad de disfrutar.
• Pobreza afectiva: escasa o inadecuada demostración de emociones.
• Retraimiento o aislamiento social.
• Problemas para las relaciones personales y la comunicación
• Problemas de atención

La persona experimenta un cambio en su comportamiento habitual, a veces poco a poco, a veces de forma súbita, por ejemplo rompe con los amigos, discute con la familia, cambia de gustos y aficiones, está más irritable, suspicaz y distante, parece que no le importa nada, etc…

En la mayoría de los casos, la persona no suele ser consciente de estar enferma. Suele ser el entorno o la familia los que se percatan que algo va mal y que necesita ayuda. La falta de conciencia de enfermedad no es algo que elija la persona, es que la enfermedad le dificulta apreciar bien lo que realmente ocurre.

TRATAMIENTO:
Es fundamental acudir cuanto antes al médico de familia, quien le enviará al especialista (psiquiatra) para que haga un diagnóstico y tratamiento adecuado tras una valoración exhaustiva que puede llevar tiempo.
La persona necesita de un tratamiento psiquiátrico específico (medicamentos antipsicóticos) y terapias de psicoeducación y rehabilitación, esto reduce las recaídas y la pérdida de capacidades.


TRASTORNO BIPOLAR:




QUÉ ES:

Es una enfermedad mental grave y crónica. Dentro del trastorno bipolar existen diferentes tipos. Puede llegar a afectar al 2% de la población y su edad de aparición se sitúa entre los 15 y los 40 años.

Se caracteriza porque la persona presenta variaciones extremas del estado de ánimo. El ánimo oscila desde el polo de la manía al polo de la depresión, aunque también se puede presentar una fase en la que pueden aparecer síntomas de depresión y de manía conjuntamente, que se denomina fase mixta. Entre las fases críticas el enfermo puede estar estable y funcionar con normalidad.

La persona puede fallar en diversas áreas de su funcionamiento diario (laboral, social, familiar, económica, etc…).

SÍNTOMAS:
Síntomas de fase de depresión: sentimientos de tristeza, desesperanza, angustia, desgana y/o pesimismo, pérdida de energía e interés, apetito alterado, problemas de sueño, ideas de suicidio, aislamiento.

Síntomas de fase de manía: euforia, excesivo optimismo, energía y vitalidad. Disminución del sueño, locuacidad excesiva, irritabilidad, inquietud, pensamiento desordenado, distracción, pensamientos de grandiosidad, gastos exagerados, cambios emocionales rápidos, etc… en casos graves puede llegar a sufrir delirios y/o alucinaciones.

Pueden presentarse otros síntomas, o faltar alguno de los mencionados. Debe tenerse en cuenta que lo que indica la aparición del trastorno no es un síntoma aislado sino un conjunto característico.

TRATAMIENTO:
Es fundamental acudir cuanto antes al médico de familia, quien le enviará al especialista (psiquiatra) para que haga un diagnóstico y tratamiento adecuado tras una valoración exhaustiva (que puede llevar tiempo)

El tratamiento farmacológico del trastorno bipolar es imprescindible, así como la psicoeducación. La finalidad es el control de los síntomas, evitar recaídas y una vuelta a la normalidad diaria.



TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD:


QUÉ ES:

Podríamos definir la PERSONALIDAD como un conjunto de características o patrones que definen a la persona (forma de pensar, de sentir, de comportarse y de relacionarse con los demás). Estas características son consistentes y duraderas en el tiempo de manera muy particular y esto es lo que hace que las personas sean diferentes entre sí.

Hablamos de Trastorno de Personalidad cuando una de estas características personales es exagerada e inflexible y no permite a la persona adaptarse bien al entorno en el que vive. Esta falta de adaptación a las circunstancias va a dificultar su funcionamiento social, familiar, laboral, económico…produciéndole mucho sufrimiento.

Los Trastornos de Personalidad comienzan en la infancia tardía o en la adolescencia, pero no se suelen detectar en muchos casos hasta el inicio de la edad adulta, cuando se considera que la Personalidad ya está completamente formada.

Puede llegar a afectar hasta a un 10-13% de la población y, en general, por igual a ambos sexos.
Existen 10 tipos de trastornos de personalidad, por lo que es fundamental un diagnóstico realizado por un profesional.

TRATAMIENTO:
Aunque no hay un tratamiento específico para estos trastornos, tiene una gran importancia la terapia psicológica; en ocasiones, se pueden aliviar los síntomas mediante tratamiento farmacológico.



 

  Política de calidad           Ley de Transparencia