eseu+34 945 288 648

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Email*
Phone*
Contact Address
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login

TRASTORNOS ESTADO DE ÁNIMO

LUCHANDO POR LA IGUALDAD, DEFENDIENDO LA DIVERSIDAD.
Enfermedad mental

¿Qué son los trastornos del estado de ánimo?

Los trastornos del estado de ánimo son trastornos de la salud mental caracterizados por la existencia de alteraciones emocionales, consistentes en periodos prolongados de tristeza excesiva (depresión), de exaltación o euforia excesivas (manía), o de ambos. La depresión y la manía son los dos polos o extremos de los trastornos del estado de ánimo.

Tipología

Trastorno depresivo mayor

El trastorno del estado del ánimo más prevalente de todos y uno de los trastornos mentales más conocidos. Se caracteriza por la presencia durante al menos dos semanas de un estado de ánimo triste y decaído la mayor parte del día junto a la pérdida o disminución de motivación y la capacidad de sentir placer, además de otros síntomas como problemas de sueño, alimentación y concentración, enlentecimiento o agitación, fatiga, desesperanza y pasividad.

También suelen presentar problemas a la hora de tomar decisiones y pueden experimentar deseos y pensamientos suicidas.

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar es de los principales y más conocidos trastornos del estado del ánimo, en el que generalmente se da una alternancia entre los episodios maníacos (se muestra al menos durante una semana un estado de ánimo expansivo e irritable, elevado nivel de energía, sensaciones de grandiosidad que pueden llegar al delirio, verborrea, pensamiento acelerado, etc.) o hipomaníacos (semejantes a la manía pero de menor intensidad y duración, estando presentes como mínimo durante cuatro días) y episodios depresivos (equivalentes en sintomatología a los síntomas de la depresión mayor).

Preguntas frecuentes TRASTORNO BIPOLAR

¿Es una enfermedad genética?

El trastorno bipolar es una enfermedad con un importante componente hereditario. Se han encontrado varios genes que se asocian al trastorno bipolar.

¿Es una enfermedad incurable?

Es una enfermedad incurable pero con las medicaciones disponibles en la actualidad es posible lograr que la persona que tiene trastorno bipolar esté estable durante largos periodos de tiempo, consiguiendo mantener la enfermedad estable sin presentar síntoma alguno y funcionando como una persona que no padece la enfermedad. Para ello es imprescindible tomar una medicación adecuada toda la vida.

¿Es una enfermedad frecuente?

Si. El trastorno bipolar es una enfermedad mucho más frecuente que otras conocidas por la gente, como la diabetes. Entre un 2% y un 5% de la población sufre algún tipo de trastorno bipolar.

¿Es más común en hombres o en mujeres?

Algunos estudios indican que el trastorno bipolar es discretamente más común entre las mujeres- Concretamente, habría 1,4 mujeres bipolares por cada hombre.

Preguntas frecuentes DEPRESIÓN

¿La depresión puede ser tratada?

Debe ser  tratada por un psiquiatra y/o psicólogo.

¿Se pueden presentar síntomas físicos en una persona que sufre depresión?

Sí. Puede manifestarse con dolores generalizados, cefaleas, molestias digestivas, Insomnio etc.

¿Hay que obligar a la persona que sufre depresión a hacer cosas?

No, hay que animarle a que haga tareas cotidianas, pero sin forzarle, poco a poco, cuando se encuentre mejor, ya irá haciendo él.

¿Funciona el tratamiento farmacológico?

Si, aunque es prolongado y suele requerir una duración de más de seis meses, tampoco hay que esperar resultados rápidos, ya que puede tardar hasta dos semanas en hacer efecto. Si mejora no hay que abandonarlo, siempre hay que consultar al psiquiatra para que valore esta situación

¿Qué se puede hacer por él?

Lo mejor que se puede hacer es transmitirle el sentimiento de que se les quiere y de que se tiene interés por él, sin agobiarles, y manteniendo una actitud de espera activa convencidos de que saldrá. Hay que darle apoyo emocional, esto implica comprensión, paciencia, afecto y estímulo. Busque la forma de conversar con la persona deprimida y escuchar con atención. No minimice los sentimientos que el paciente expresa pero señale la realidad y ofrezca esperanza.

No acuse a la persona deprimida de simular enfermedad o de ser perezosa, ni espere que salga de la situación de un día para otro.