eseu+34 945 288 648

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Email*
Phone*
Contact Address
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login

TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

LUCHANDO POR LA IGUALDAD, DEFENDIENDO LA DIVERSIDAD.
Enfermedad mental

¿Qué es el trastorno de personalidad?

Los trastornos de la personalidad son un grupo de patologías mentales que tienen en común el hecho de constituir patrones permanentes de experiencias internas que afectan a diversas áreas del funcionamiento habitual de esa persona, tales como los pensamientos, las emociones o el control de los impulsos.  Estos patrones desadaptativos de comportamiento tienen su comienzo en la adolescencia o en el inicio de la edad adulta, son inflexibles, estables y permanentes a lo largo del tiempo, se presentan en gran variedad de situaciones personales y sociales, provocando un malestar clínicamente significativo o un deterioro en lo social, laboral, etc.

TIPOLOGÍA

Trastorno de personalidad paranoide

Las personas que lo sufren, suelen mostrar una gran desconfianza hacia los demás. Si alguien les hace algo piensan que tenían motivos malos para hacérselo. Los síntomas suelen ser los siguientes: piensan constantemente que la gente les quiere hacer daño, piensan que sus amigos y conocidos no les son leales, muestran rencor, piensan que les atacan constantemente, etc.

Trastorno de la personalidad esquizotípica

Las personas que lo sufren, suelen mostrar problemas sociales y esto les causa malestar e incapacidad para mantener relaciones íntimas. Asimismo, pueden presentar distorsiones cognitivas y comportamiento excéntrico. Algunos de los síntomas son: pensamiento mágico, ideas extrañas, ideas paranoides, ansiedad social, etc.

Trastorno de personalidad histriónica

Las personas que lo sufren, suelen ser muy emotivas y buscan constantemente la atención de los demás. Algunos de los síntomas son: busca constantemente la atención y si no la tiene se siente incómodo, comportamiento seductor, fácilmente influenciable, teatralidad, expresión excesiva de las emociones, etc.

Trastorno de personalidad evitativa

Las personas que lo sufren, suelen estar inhibidas socialmente y se sienten mal cuando otras personas les evalúan. Algunos de los síntomas son: evitan realizar actividades que tengan un significado, si no tiene seguro que el resto de gente le va a apreciar no intenta tener relaciones sociales, retraimiento, preocupación por ser rechazado, etc.

Trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva

Las personas que lo sufren, suelen preocuparse mucho por el orden, perfeccionismo, control, etc. Algunos de los síntomas son: se preocupan en exceso por los detalles, muestran mucho perfeccionismo, rigidez de pensamiento, dedicación excesiva al trabajo, etc.

Trastorno de personalidad esquizoide

Las personas que lo sufren, tienden a manifestar desapego y escasa expresión emocional. Los síntomas suelen ser: incapacidad de disfrutar de las relaciones con los demás, son personas solitarias, no disfrutan de las actividades en grupo, carecen de amigos íntimos, muestran poca emocionalidad, etc.

Trastorno de personalidad antisocial

Las personas que lo sufren, tienden a vulneran los derechos de los demás. Algunos de sus síntomas son: incumplimiento de las normas sociales, engaño, impulsividad, agresividad, irresponsabilidad, no tienen remordimientos, etc.

Trastorno de personalidad límite

Las personas que lo sufren, suelen tener poca estabilidad en las relaciones con los demás, muestran distorsión de su propia imagen, impulsividad, etc. Los síntomas suelen ser: relaciones con otras personas inestables, buscan que la gente no les deje desamparados, inestabilidad afectiva, ideas paranoides, enfado inapropiado, etc.

Trastorno de la personalidad narcisista

Las personas que lo sufren, suelen demostrar grandeza y necesidad de que la gente les admire. Los síntomas más comunes son: sentimientos de grandeza, fantasías de éxito y poder, se creen especiales, necesitan que la gente les admire, etc.

Trastorno de la personalidad dependiente

Las personas que lo sufren, suelen ser personas que necesitan que alguien les cuide constantemente, son personas sumisas. Algunos de los síntomas más comunes son: incapacidad para la toma de decisiones importantes, necesidad de pedir opinión para las decisiones que tienen que tomar, incomodidad cuando están solos, etc.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la causa de los trastornos de la personalidad?

Los estudios epidemiológicos permiten sugerir que existiría un componente de la personalidad innato (quizá genético) y un componente ambiental. Dicho de otra manera, sobre unas características de personalidad con las que nacemos (o que se constituyen durante los primeros meses o escasísimos primeros años de vida) se va produciendo una cierta modulación en base a hechos ambientales; probablemente, la infancia y la adolescencia serían las etapas de la vida donde dicha modulación en base a situaciones ambientales sería más relevante.

¿A qué edad empiezan los trastornos de la personalidad?

Dado que la personalidad se va moldeando a lo largo de las primeras décadas de la vida, es en esta etapa en la que se iniciarían los trastornos de la personalidad.

¿Cómo se diagnostican los trastornos de la personalidad?

En la actualidad no disponemos de ninguna técnica específica útil para realizar el diagnóstico de trastorno de la personalidad. La única fuente de información relevante para su diagnóstico sea la entrevista clínica con el paciente (y, frecuentemente, con algún allegado).

¿Los trastornos de la personalidad se curan con el tratamiento psicológico?

El objetivo del tratamiento psicológico no es curar propiamente dicho. El objetivo del tratamiento psicológico en los trastornos de la personalidad es que el individuo sea capaz de identificar y conocer el conjunto de pautas de comportamiento, de pensamiento y de percepción e interpretación de la realidad disfuncionales que presenta para a partir de ahí intentar moldearlas de forma progresiva hasta conseguir que no representen un grave problema o una limitación franca en su funcionamiento diario